06 enero, 2015

Una pared para contar las aventuras del 2015

¡Feliz año nuevo! 

Yo acostumbro hacer un recuento de cómo va mi vida cada 13 de febrero (día de mi cumpleaños) y es entonces cuando me planteo las intenciones de lo que quiero lograr en la edad que comienzo. 

Pero este año estoy sintiendo el llamado de hacer algo no solo para mí, sino también una especie de gran plan familiar para el 2015, inspirada quizás, por todo lo nuevo que hasta ahora hemos y estoy segura vamos a vivir en Madison, o porque estos días estoy escuchando mucha música como la que escuche en mi adolescencia (¡estoy rebelde!) o simplemente porque quiero dejar atrás una serie de cargas que vengo arrastrando año tras año. Son cosas sencillas, pero cuando mis hormonas están a flor de piel (por lo menos una vez al mes) estas cargas se hacen más pesadas y es entonces cuando lloro, grito, me enojo, y luego me siento miserable; pero como les dije, son cosas tontas que además –creo- se pueden mejorar con tan solo un poco de organización y tiempo. Así que mi mayor proyecto familiar de este año será planificar todo el 2015 desde ya, para estar lista ¡a tiempo! y disfrutar de cada uno de los momentos que viviremos… 

Ya entre todos hemos escogido una pared que nombraremos “Las aventuras del 2015”, allí colgaremos un gran calendario de este año rodeado de planes, ideas, aspiraciones y además las cosas que se deban hacer mensualmente por obligación, pero dejando espacio para cualquier momento bueno o malo que nos llegue de improviso… todo esto con la única idea de cultivar cada segundo de nuestros días, y al final de cada año recoger la cosecha de todo lo vivido y que esta nos sirva de alimento para el año siguiente.

A continuación la pared y los protagonistas encargados de llenar de aventuras este hogar en el 2015.

¡Les envío mis mejores deseos de Año Nuevo!
Andreina.







4 comentarios:

  1. Ohhhh me encanta!!!!

    Feliz año también para vosotros. Ojalá este año puedas soltar todas esas cosas molestas.

    Las fotos son muy bonitas y muy graciosas. ¡Cómo crecen los niños y que guapos están!.

    Espero ver pronto muchas cositas pegadas en esa pared.

    Besitos virtuales

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la idea. Yo no tengo pared así que me pueda servir, pero me encanta la iniciativa, además, participando ellos, es como más familiar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Martika, creo que cualquier espacio seria bueno :)

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!