25 julio, 2012

Organización del Hogar

Aprendí durante mis estudios de ingeniería industrial y posteriormente en mis trabajos, la importancia de la organización y la planificación como herramientas útiles. Recuerdo de mi último trabajo como ingeniero (en rol de “Planificador de Obra”), que debía hacer planificación, control e informes de avance y posteriormente la valuación. Esta conducta aprendida se hizo costumbre, casi sin darme cuenta en los años posteriores a dejar mi trabajo para quedarme en casa cuidando del hogar, llevaba estadísticas y hacia planes de las labores cotidianas un claro ejemplo de ello fue: cuando Alejandro (mi primer) hijo nació llevaba estadísticas de cuantas horas dormía, cuantas veces evacuaba/orinaba, etc. Pero con el aumento de las actividades del hogar mi organización diaria quedo reducida a una lista de actividades por hacer cada día… y no siempre al final de la jornada esta todo tachado; pero ahora que los niños necesitan más atención y el blog se ha convertido en parte de mi vida he sentido la necesidad de organizarme mejor.

¿Pero cómo empezar? En una casa hay infinidad de trabajos todos necesarios pero con diferentes prioridades; de ellos, por supuesto que la limpieza y la preparación de la comida, como labores cotidianas tienen que estar en el tope de la lista diaria. Otras como el cuidado de la ropa, las limpiezas generales y las compras extras, pudieran organizarse para ser hechas semanalmente. ¡Y todavía queda más! todas y cada una de las actividades relacionadas con los niños, por ejemplo, y -en mi caso- “planificar que escribir en el blog”, estas actividades adicionales producto del crecimiento o evolución de la familia y de los cambios que yo misma he tenido en el tiempo, me hacen sentir como una joven novia entrando por primera vez aun con el tarje de bodas al hogar ; ) 

Buscando por allí para tratar de organizarme, conseguí este esquema que voy a implementar para tratar de mantener mi hogar “Organizado y Agradable”. 

El trabajo diario puede distribuirse de la siguiente manera: 
  • Por las mañanas: limpiar las habitaciones (cada ocupante debe hacer el trabajo que este en capacidad de hacer).  La cocina (desayuno y almuerzo, planificar la cena), y en mi caso también publicar el artículo diario del blog.  
  • Por la tarde: limpiar la cocina, bañar a los niños, ayudar a los niños con las labores escolares 
  • Por la tarde-nochepreparar y servir la cena, preparar a los niños para dormir y limpiar la cocina 
Como puede verse en una casa nunca se acaba el trabajo. Si además de ello, se desea “descansar” un poquito, telefonear a un amigo(a), o bien recibirle en casa, o leer algo... se complica la cosa. Esta claro para quienes la ejercemos, pero aun mas después de detenerse un momento y escribirlo, que la profesión de “valerosas ama de casa” ocupa suficientemente todas nuestras horas del día. 

El trabajo semanal: 

  • Los lunes: será el día más atareado (el fin de semana me dedico en lo posible al disfrute de todos en casa, niños, yo,  y Alejandro papá), así que además del trabajo diario normal de ese día, también hay algunas cosas ¨atrasadas¨ del fin de semana. Los lunes intento lavar, planchar (parte de la ropa), doblar y guardar la ropa. Cambiar sabanas y fundas, Y preparar la ropa de la semana -este día las tres comidas incluidas las meriendas trato que sean fáciles y rápidas de preparar- 
  • El martes: después de las labores cotidianas, terminar de planchar lo que se lavo el día anterior. 
  • El miércoles: durante las labores cotidianas lavar, doblar y guardar la ropa. 
  • El jueves: por la mañana a la limpieza a fondo de la mitad de las habitaciones del hogar. 
  • El Viernes: hay que terminar la limpieza a fondo de la casa y durante mientras hacemos cosas por alli se lava la ropa (si es posible, dejar preparada la ropa del lunes próximo) 
  • El sábado y Domingo: son días relativamente descansados, ya con la casa y la ropa limpia, podremos dedicarnos comprar y organizar los suministros de la semana. 
Ayuda parcial 
Claro está que si no se tienen demasiado niños la dueña de la casa puede realizar todos los trabajos. Y si se tiene ayuda fija (en mi caso Alejandro papá) recomiendo seguir el orden de las tareas que he expuesto. Pero si se dispone de ayuda parcial algún día de la semana, se aconseja utilizarla el jueves o viernes para la limpieza semanal a fondo, o bien el lunes o martes para el lavado y planchado. De esta manera se alivia el trabajo del hogar mediante una ayuda realmente efectiva por lo enfocada. 

Tareas semestrales 
Lavar: cortinas, muebles y, alfombras. Y para los que viven en las zonas templadas esto incluye en el inicio del verano, que son épocas de transición para la casa. Cuando comienza a apretar el calorcito es el momento de limpiar y guardar las mantas, zapatos y vestidos de invierno y al mismo tiempo se aprovecha para hacer los cambios que se tengan proyectados. Y en seis meses cuando el invierno este por llegar nuevamente; limpiar lo que se ensucio y estropeo a causa de las ventanas abiertas, del sol, del aire y luego colocar a la mano todo aquello que brinde confort en los días fríos. Para no echar de menos los días felices trascurridos y empezar con buen pie los días de cielos grises. 

Si bien es cierto que resulta agradable pasar el tiempo sin preocuparse de los menesteres diarios para llevar adelante un hogar, forzosamente llegara el momento de subirse las mangas y acabar con el desorden, a fin de conseguir que el hogar sea confortable para todos los que lo habitan. 

Referencia e imágenes de una joya de fines de los 60, “El Libro de la Mujer” de Maria. L. Rocamora. Es una herencia de la abuela paterna de mis niños, como quizá hayan intuido por el estilo de las ilustraciones : )

¡Cariño y mucha suerte! Andreína 

P.D.: Además de todo lo descrito anteriormente aconsejo llevar una lista de tareas que no son cotidianas pero si necesarias para sacar adelante nuestro hogar que en algunos casos por el día a día pueden quedar en el olvido Un ejemplo básico seria sentarse a revisar la economía, lo que implica entre otras cosas estar pendiente de:  pago de servicios, tarjetas, colegios, etc. 


8 comentarios:

  1. tienes razón, estresarse y desorganizarse son cosas muy similares!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo por ejemplo cuando la casa esta “patas arriba” no quiero estar en ella ;( - algo que siempre digo es que cuando todo está organizado se siente mejor hasta el aire que se respira -.

      Eliminar
  2. Muy bueno tu articulo, como sabes yo tambien en esas estoy de tratar de organizarme, gracias por los tips me ayudan en cantidad, muchas gracias por pasarte por mi blog amiga, saluditos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, es importante organizarnos para no restar atención a nada y poder llevar con éxito nuestro mini diario (el blog)

      Eliminar
  3. Cuando entro en tu blog me tiro un buen rato leyendo posts. Aunque no te los comente, siempre das buenas ideas, ¿como tienes tiempo para todo y además nos lo cuentas a las demás??. Tengo que empezar a organizarme, y eso que solo tengo un enano :o Besotessss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bueno tener organizadas algunas cosas, pero también he aprendido que dejar pasar un poco de desorden también esta bien ;) Me alegra mucho que te gusten mis entradas, para eso se supone que dedicamos un poco de nuestro timpo a esto.
      saludos muy afectuosos,
      Andreína.-

      Eliminar
  4. Ahora me doy cuenta que es "normal" pasar gran parte de la semana lavando, secando y doblando ropa!!! Ya no sé en que tiempo ser mamá y ama de casa... pues los 2 oficios son de 24 horas.. jeje.
    Gracias por tus posts.
    Saludos de Venezuela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, es una dura tarea, muchas veces tenemos que hacernos la vista gorda con algunas cosas, porque sino el cansancio seria insoportable ;)
      Saludos y que bueno que seas de Venezuela.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!