Costa Dorada, Lechería

Y ¿Como no amar este lugar? Allí vivimos desde el 2004 hasta el 2007, fue nuestro primer hogar después de casarnos, nació nuestro primer hijo y concebimos a la segunda, nos compramos nuestro primer vehículo y yo comencé a cocinar… ya esto daría respuesta a la pregunta pero aún hay más. Era un apartamento de no más de 50m2, con tres ambientes, pero cada ambiente tenía como pared un ventanal de piso a techo desde los que podíamos ver casi ininterrumpidamente el Mar Caribe y parte del Parque Nacional Mochima, los cuales terminaban casi siendo parte de la decoración. Una escena que además cambiaba cada hora, a veces cada minuto, de acuerdo a como la luz iluminaba todo. (¡Yo olvidaba que estaba en un apartamento!) La verdad es que pudiera pasar horas escribiendo sobre todo lo hermosísimo de Lechería, mejor te lo dejo en imágenes.




Cuando supe que estaba embarazada de Alejandro Andrés comencé a leer del tema, a tejer en croché: cobijitas, escarpines, guantes y gorros, el lugar que usaba para hacer estas cosas era el balcón donde las olas del mar se escuchaban mucho más, allí podía pasar horas. Y gracias a esto (creo!) durante el trabajo de parto, en medio de las contracciones y el dolor, el recordar el sonido de las olas me relajo un montón y me daba fuerzas para soportar. Dime tú ¿Cómo ¡no amar este lugar!? Y que escribir de cuando bajábamos a caminar por los alrededores a mojarnos los pies en las cálidas aguas caribeñas, sentir la brisa fresca en la cara, ver las practicas de los deportes acuáticos, o simplemente sentir la arena en los pies (Alejandro Andrés se relajaba tanto en las caminatas que se dormía)


¡Cariños! Andreína
P.D.:Estas tres últimas fotos son en las Islas de la Parque Nacional Mochima. A las cuales puedes ir desde varios muelles cercanos


2 comentarios:

¡Gracias por tu comentario!