En el Camino: Alrededor del Diamante de Baseball

#LetsGoMallards #labrandounhogar #grandesligas #baseball
Texto e imágenes por Alejandro papá.

Take me out to the ball game
Take me out to the crowd
Buy me some peanuts and cracker jack
I don't care if I never get back…

Lo de arriba es la primera estrofa del coro de una vieja canción popular estadounidense que dice, más o menos: Llévame al juego de pelota / Llévame con la multitud / Cómprame algo de maní y cracker jack / No me importa si nunca vuelvo a casa…

Esa canción es prácticamente el himno no oficial del Baseball que es desde hace mucho mas de 100 años el pasatiempo de verano por excelencia en los Estados Unidos. Me atrevería a decir que no debe haber ningún centro poblado en el país, con al menos 18 habitantes, que no tenga su campo de baseball.
#LetsGoMallards #labrandounhogar #grandesligas #baseball
El “diamante” del estadio de los Mallards
¿Por qué digo 18 habitantes como mínimo? Pues porque necesitas 9 jugadores en cada equipo :)
Madison, la capital de Wisconsin, es una ciudad de mucho mas de 100 años y muuucho más de 18 habitantes. De manera que ¡por supuesto que aquí también hay baseball! -o béisbol, como le decimos (y lo escribimos) en Venezuela-. Además de las ligas infantiles en diversos grupos de edad, está el equipo de los Madison Mallards, que pertenece a la Northwoods League, una de las ligas oficiales de béisbol universitario de verano, que tiene actividades entre junio y agosto de cada año en 18 ciudades de los estados de Wisconsin, Illinois, Michigan, Iowa, Minnesota e incluso en la Provincia de Ontario en Canadá. 
#LetsGoMallards #labrandounhogar #grandesligas #baseball
El béisbol en Madison tiene muchos años de tradición, y varios grandes han pasado por aquí. En este collage tomado de las vallas del estadio, vemos imágenes de algunos de los pioneros en 1910, así como los más recientes campeones.
El año próximo habrá un equipo más, en Dakota del Norte. La función de la liga es apoyar la preparación de los estudiantes-jugadores durante el verano y servir a sus comunidades, proveyendo empleo y entretenimiento. 

Y… ¡vaya que hay entretenimiento en el Estanque de los Patos!, que es el sobrenombre del estadio de los Mallards (the Duck Pond, en inglés). Fuimos a un juego en una tarde a mitad de semana y había una cantidad enorme de cosas que hacer: zoológico de contacto con llamas, ovejas, cabras, cerditos, etc.; juegos de puntería; inflables para que los niños saltaran y ¡hasta una señora con una culebra!... y todavía no habíamos entrado a las gradas.

Una vez que ubicamos nuestros asientos, numerados, muy cómodos, y con buena vista del terreno, como cualquiera de las localidades del estadio; toco explicarles a las más pequeñas las reglas del juego, y disfrutar el ambiente: música, concursos, y por supuesto la acción en el terreno.
#LetsGoMallards #labrandounhogar #grandesligas #baseball
A la hora de buscar la comida, las opciones eran tan variadas como la diversión. Optamos por un tradicional hot dog o “perrocaliente”, como traducimos coloquialmente nosotros.

Y luego de un buen rato, nos fuimos a casa muy contentos de haber explorado esta opción adicional de actividad en nuestra ciudad, aunque, ya de salida cuando creíamos que habíamos visto todo lo que se puede hacer en The Duck Pond, nos encontramos esta sorpresa:
#LetsGoMallards #labrandounhogar #grandesligas #baseball
¡Inesperadamente conocimos a Maynard G. Mallard! La mascota del equipo
Puntos Clave que Labrando un HOGAR recomienda tener en cuenta para pasarla en grande con la Familia, en un juego de béisbol en Estados Unidos:

El baseball es un deporte eminentemente de la época de “calor”, así que tradicionalmente entre marzo y octubre hay actividad en las diversas ligas del país, desde el comienzo de los entrenamientos de las llamadas “Grandes Ligas” hasta otras más locales como la que comentamos acá. Asistir a un juego de cualquiera de ellas es un buen rato garantizado.

Si van a una ciudad nueva para ustedes, como siempre decimos buena parte de éxito es que averigüen previamente todo; si hay equipos organizados y sus calendarios de juego, por ejemplo. En el 99% de los casos podrán adquirir sus boletos desde la web de cada equipo e imprimirlos, pero también está la opción llamada “will call”, donde pagan sus boletos por adelantado y los recogen en físico en una taquilla especial el día del evento.

Sobre los Madison Mallards, toda la información está aquí.

Vean cómo moverse hacia y desde el estadio respecto al lugar donde se estén quedando. Y, aunque sea verano, no dejen de ver antes el pronóstico del clima, pues aunque hay maravillosos estadios techados (como el de Milwaukee - clic aquí- también en Wisconsin), no todos lo están.

Tengan en cuenta que los juegos de béisbol no tienen límite de tiempo… aunque una buena estimación general es que duren unas dos horas y media.

¡Hasta el próximo paseo! Un gran saludo,
Alejandro R



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!