¡Seguir adelante! no es un dilema, tenemos que hacerlo.



Este post es para desearles sinceramente un ¡feliz año nuevo 2016!, pero también ¡mucha fortaleza! para superar los inesperados reveses de la vida, que lamentablemente pueden alcanzarnos.

El año pasado a esta fecha tenía grandes planes/propósitos, pero el destino me dio la vuelta y todos mis planes se paralizaron el 6 de agosto de 2015, cuando recibí la noticia de que mi hermano Alexander había recibido un tiro en su cabeza a manos del hampa Venezolana, y más tarde el 16 de octubre de 2015 murió. Son estas las cosas que no escribimos en una lista de proyectos pero que tristemente a veces llegan…

La muerte de seres muy queridos ha estado presente en mi vida desde muy joven; mi papá cuando yo tenía 8 años, mi mamá cuando yo tenía 12, y ahora mi hermano…

Mucha gente dice (refiriéndose a mi hermano, por los casi dos meses que paso luchando por vivir) "el está mejor en el cielo ahora"... pero yo no lo creo, para mí el estaría mejor aquí, con su único hijo, que recién cumplió 3 años… tengo rabia.

A pesar de esa rabia, este año voy hacer mi lista de propósitos también, no solo porque aún tengo la energía que mis hijos, esposo, sobrinos, hermanos de sangre y hermanas de la vida me trasmiten, sino también, porque a casi 40 años he convivido tanto conmigo misma que ¡me quiero bastante! como para continuar soñando por lo mejor para mí. Así que por todo eso y más, mis dedos seguirán tecleando aquí (¡con algunos cambios!) porque Labrando un Hogar me hace bien.

Un buen año para todos y gracias, muchas gracias por lo bueno que nos proporcionaron ustedes en el 2015.


Andreina y familia.

6 comentarios:

  1. Andreína, es completamente normal sentir rabia, es parte del proceso. Tu tienes una hermosa familia que merece lo mejor de ti. ¡Siempre adelante, no matter what!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Si y ellos me dan tanta energía positiva.
      Un gran saludo para ustedes.

      Eliminar
  2. Tienes una hermosa familia, la vida continúa.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. No sabía que habías pasado por algo tan horrible Andreína. Te leo y lloro de rabia. Yo también pienso que no hay otro lugar donde el estaría mejor que el lado de su hijo. Y esta rabia e impotencia no la entiende cualquiera. Tienes que haber vivido de cerca semejante injusticias para saber que es difícil apagar esos sentimientos.

    Que el 2016 sea de mucha salud y paz en el corazón de tu familia. Te mando un gran abrazo, lo siento muchísimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Mi hermano amaba mucho a su hijo… no es justo!!

      Un beso y un feliz 2016 para ustedes

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!