09 febrero, 2014

En 150 palabras: Voy

Las 3 palabras: lágrimas, dedos, sol










































Hoy que tengo un gran nudo de lágrimas: 

Voy a pensar que cada uno de los cinco dedos de mi mano izquierda (esa que está en el brazo junto a mi corazón) representan a esas cinco personas (Ale papá, Ale hijo, Andrea, Amanda y Amelia) que mueven mi día a día. 

Voy a soñar que en un hermoso atardecer naranja extiendo mi mano izquierda al sol y a través de este recargo toda mi alma de esa energía pura que muchas veces necesito para soportar mis errores. 

Voy a imaginar que a Ale papá y a mi juntos, nos faltaran dedos en nuestras manos y pies para contarnos muy  viejitos de las aventuras que bien en un atardecer, amanecer o anochecer viviremos junto a nuestros hijos y que de seguro contaremos más de una vez a nuestros nietos, familiares y amigos. 

Hoy voy a creer que todo esto es verdad…!

 -y fin-





8 comentarios:

  1. Hola regrese con un cuento/poema para mi alma!!
    Saludos,
    Andreina.

    ResponderEliminar
  2. Que bonito,
    y ese atardecer que belleza!!!
    Estoy segura de que ese sol recargó las pilas y desató el nudo,
    un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un regalo, por casualidad salimos al jardín y Andrea vio y dijo miren el cielo naranja así que corrimos a este puente y lo vimos... gracias!!!

      Eliminar
  3. Muy bonito atardecer, de esos que nos recuerdan que no tenemos que buscar el paraiso muy lejos. Y aún mas bonitos pensamientos. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. precioso el cuento/poema y las imágenes que lo acompañan. Un besazo

    ResponderEliminar
  5. Hermoso relato Andre!!! me ha encantado y las fotos son bellísimas...

    ResponderEliminar
  6. Qué melancolía has dejado en estas bellas palabras. las fotos son muy bonitas, y estoy segura que os depara una larga y afortunada vida por delante, porque os merecéis contar historias a vuestros nietos!!

    ResponderEliminar
  7. Precioso relato. Lleno de ternura y sentimiento.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!