04 septiembre, 2012

6 Secretos para lavar y guardar frutas y hortalizas

¡Si les gusta la cocina como a mí! los invito a leer este artículo donde encontraran en cada imagen una variedad de colores y formas que aseguro los harán sentir el olor y sabor de cada hortaliza y fruta que verán a continuación, mientras descubren varios secretos útiles para el momento de lavar y guardar.Yo ahora estoy más clara de cómo hacer algunas cosas que bien no sabía o hacia de manera incorrecta.



Secreto # 1: Algunas hortalizas y frutas no se deben refrigerar.
TOMATES se deben mantener a temperatura ambiente para que maduren y no adquieran una textura y sabor arenoso, sólo se almacenan en la nevera los tomates cortados.
MELONES si los metemos en la nevera se harán "elásticos". Antes de cortar los melones y otros productos de piel dura como: aguacates, piñas, naranjas, etc; se recomienda lavarlos con lava platos por ejemplo, un cepillo de fregar, y luego enjuagar bien, para evitar la propagación de los microbios que acechan en la superficie.
AUYAMA O CALABAZA una vez  madura se debe mantener en un lugar fresco y oscuro de la nevera.
PAPAS o PATATAS  no deben guardarse en la nevera porque los almidones se convertirán en azúcar y harán a las papas más dulces.

Secreto # 2: Para madurar: colocar en un lugar fresco dentro de un cesto o simplemente sobre un mesón, y luego que estén maduros refrigerar y utilizar en el trascurso de unos días, esto aplica para: AGUACATES, KIWI y, FRUTAS CON HUESO (MELOCOTONES, CIRUELAS, DURAZNO, etc.)

Los PLATANOS y CAMBURES también deben mantenerse a temperatura ambiente. Si se refrigeran, la concha se vuelve negra, pero no afecta la calidad o sabor. (Plátanos y cambures muy maduros pueden ser congelados, sin pelar para después. Al momento de usarlo, simplemente pase por agua tibia pele y añada a los batidos o puré para panes y otros productos horneados.)
Para los frutos tipo BAYAS es importante: revisarlos, escoger y desechar cualquiera que muestre signos de deterioro, porque el daño rápidamente se extenderá a todo el grupo. Deben mantenerse secos. Almacene en un contenedor plegable de plástico o bolsa de papel en capas. También se pueden almacenar en las toallas de papel absorbentes, para evitar el exceso de humedad. Las Bayas se deben lavar justo antes de consumir.

Secreto # 3: Usar bolsas de plástico perforadas para permitir la circulación de aire.

CEBOLLAS deben almacenarse separados de otros alimentos, en particular de las papas. Manténgalas en un lugar fresco donde no llegue luz directa del sol y seguirán perfectas durante meses. También puede refrigerar cebollas, pero tenga cuidado porque el sabor fuerte puede transferirse a otros alimentos. La excepción a esto son las cebollas verdes, que deben ser almacenadas en una bolsa de plástico en una gaveta del refrigerador.
La mejor manera de almacenar  ESPÁRRAGOS es cortar unos 3 centímetros de la parte inferior de los tallos y almacenarlos en posición vertical en un poco de agua.
Secreto # 4: El almacenamiento en agua también funciona para las hierbas frescas, especialmente PEREJIL, CILANTRO, ORÉGANO, SALVIA, ALBAHACA, ROMERO, ESTRAGÓN, MENTA Y CEBOLLINO.
Para resistentes verduras de hoja verde como la , ACELGA, ESPINACA, etc. Lavar muy bien, quitar los tallos duros y cortar las hojas en tiras. Guarde las hojas en una bolsa de plástico entre toallas de papel humedecidas para mantenerlas frescas y listas para usar en recetas durante la próxima semana.
Retire los tallos de verduras de raíz como: REMOLACHAS, NABOS, RÁBANOS, ZANAHORIAS , etc, y almacene por separado en bolsas de plástico con una toalla de papel humedecida para evitar que se marchiten. Usar los tallo dentro de unos pocos días. Las raíces se mantendrá durante mucho más tiempo. Antes de cocinarlos, utilice un cepillo resistente para fregar y lave muy bien los rincones y grietas.

Secreto # 5: ¡Buenas noticias! No siempre se tienen que pelar tubérculos. Sobre todo si son de su propio jardín y sabemos que están libres de químicos. Lavarlos con un buen cepillo para quitar la suciedad es todo lo que necesita.

Las verduras que compre en bolsas, obtenga de una granja local o coseche en su jardín para ser luego usadas en ensaladas verdes. Es Importante una vez que los tenga en su cocina, lavarlos en un recipiente grande con agua y un poco de vinagre blanco, para eliminar la suciedad y los insectos. Repita hasta que el agua salga limpia, luego seque con cuidado y guarde en la nevera en una bolsas de plástico o recipientes con una toalla de papel humedecido. hasta que consumirlos.
Haga el mismo proceso de lavado para el brócoli y coliflor. En mi caso antes de usar  brócoli y/o coliflor, corto (separando los "arbolitos" del tallo duro) coloco en un colador de pasta y lavo bajo el choro de agua por unos segundo.
Secreto # 6: La LECHUGA DE CABEZA o como le decimos en Venezuela "Lechuga criollas" puede tolerar más humedad, por lo que no tiene que estar super seca antes de ir a la nevera. (ahorro de tiempo ¡Yupi!)
Nunca remojar los hongos en agua. Si están muy sucios, enjuague rápido bajo el chorro de agua dentro de un colador de pasta o frote con un paño húmedo. De lo contrario, solo guarde.

Y ahí lo tienen. Limpie las frutas y verduras, para que no se echen a perder minutos después de comprarlos ¡Disfrute de la cosecha!


Por Lindsey de Café Johnsonia

En Design Mom

¡A cocinar con cariño!

Saludos, Andreína.-

P.D.: Después de leer y ver este articulo me provoco correr al mercado y abastecerme de frutas y hortalizas fresca -aunque- me gustaría más ir a mi propio huerto a cosechar y almacenar.


4 comentarios:

¡Gracias por tu comentario!