20 marzo, 2013

Libro: La Capa del Morrocoy

              
Hace muchísimos años, cuando los animales tenían forma de gente, el Caricare y el Gavilán dieron una fiesta para sus hijas. 

Al baile, que duraría tres noches, invitaron a todos los animales… Pero olvidaron invitar a Seéperia, el más famosos tocador de tambora...
Este cuento es otra herencia del abuelo para mis hijos. En este encontraremos parte de la cultura de Los Guajiros que habitan en la península de La Guajira, una región desértica ubicada al extremo noreste de Venezuela y en los territorios adyacentes de Colombia. Son un pueblo unido que lucha por mantener viva su lengua y su cultura, y se llaman a ellos mismo wayú. 

Yo nací en el estado Zulia (Cabimas) región de Venezuela que compartimos con Los Guajiros, por lo que estaba muy emocionada de saber si el cuento gustaría, y... ¡Hurra les gusto! 

Todos estábamos muy interesados en saber cómo los personajes del cuento pasaban de ser gente a ser animales, Andrea y Amanda están fascinadas porque las tres muchachas más bonitas de la fiesta: Julir, Meímalin y Mapa se transformaron en mariposa, colibrí y abeja, respectivamente; Alejandro hijo le pareció gracioso que Seéperia se envolviera en su capa sin que nadie lo notara; y a papá y a mamá nos gusto saber que los nombres usados para los personajes, son en realidad los que usan los wayús, ejemplo: Meímalin –que significa “joven coqueta o persona inquieta” – es el nombre del colibrí –interesante ¿no?

Saludos muy afectuosos,
Andreína.


2 comentarios:

  1. Curioso, nunca es mal momento para aprender de otras culturas. GRacias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si a los niños les parece interesante mucho mejor ;) así van interesándose por el mundo que los rodea.
      Un beso grande para ti.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!