En 150 palabras: El cubo mágico

Las palabras de la semana: domingo, bicicleta, cubo.


Una mañana de domingo, Alejandro fue encomendado de llevar a su abuelito un cubo cerrado. Salió en su bicicleta rumbo a casa del abuelo y en el camino la suspicacia le tentó a abrirlo y mirar dentro; solo porque era muy buen niño no lo hizo.

Llegando a casa del abuelo, vio en el patio a varias personas sentadas frente a una cortina de seda azul.

- ¡Apresúrate hijo! Oyó, a la vez que veía una mano asomada tras la cortina.

El muchacho corrió con el cubo hacia la mano, ¡era su abuelo vistiendo una hermosa túnica! y coloco el cubo sobre una pequeña mesa redonda.

- Ve, siéntate hijo- dijo el abuelo con un guiño.

Alejandro se sentó en una silla reservada en el mejor lugar y… ¡sorpresa! Del cubo comenzaron a salir palomas, conejos, y cualquier cantidad de cosas que hicieron el mejor espectáculo de magia jamás soñado.

-y fin-





8 comentarios:

  1. El abuelo mago... que maravilla de cuento!. Feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, mis hijos solo tienen un abuelo vivo... así que para ellos es mágico -eso creo yo- gracias por visitarme y quedarte conmigo...

      Eliminar
  2. Me imagino la emoción del niño. Muy buen relato.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la magia vista desde los ojos de los niños! Estoy segura que si el nieto hubiera abierto la caja, no hubiera encontrado nada!

    ResponderEliminar
  4. Hola Andreína!! Me encantan los momentos mágicos... Gran sorpresa se llevó Alejandro!!! Súper... También espero seguirte la pista y porque no espero que algún día podamos conocernos algunas madres venezolanas en algún encuentro blogueril, no sería mala idea... No sólo compartimos la nacionalidad sino también el nombre, sólo que en el Blog utilizo el primero. Me quedo x aquí y también te buscaré en Twitter. Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Que chulo, yo quiero un cubo de esos. Feliz semana.

    ResponderEliminar
  6. Oh que sorpresa jeje me imagino que hubiese pasado de haber abierto el cubo antes de tiempo! Un abrazo.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!