04 junio, 2012

¡Subiendo el Ávila!

“Carritos voladores” así bautizaron mis niñas a las cabinas del teleférico para subir al “Ávila” y creo que no les falta razón pues te sientes como volar al ver el valle de Caracas como dormido a tus pies (solo faltaría sentir el viento en la cara para tener la completa sensación del vuelo). Si fuera por las crías solo haríamos el paseo de ascenso y descenso (confieso que por mi también) y mas con la suerte que tuvimos subiendo al ¡tener el “carrito volador” solo para mostros cinco! Una vez dentro y bien arriba puedes hacer fotografías en un radio de 360º. Pero entre las imágenes que conseguirán a continuación veras muchas de dentro de la cabina, porque en medio del hermosos paisaje hubo algo que me hizo ¡muy feliz! Ver cómo sin importar todas las diferencias que Andrea y Amanda tienen en el día a día en momentos importantes se apoyan como las ¡mejores amigas!



Mis recomendaciones si vas a subir el Ávila con niños:
  • Lo primero: lleva una cámara (como decía, subiendo la vista del Ávila y de Caracas son muy bonitas). 
  • No vayas en temporada alta (el espacio arriba es limitado por decir lo menos). 
  • Lleva comida y agua (no he tenido suerte con la comida arriba, aunque yo me preocupo en exceso por la comida en los viajes). 
  • Zapatos cómodos (hay pendientes y bajadas marcadas en el recorrido). 
  • Abrígate por capas que puedas quitarte según el clima, es decir, en vez de una sola chaqueta muy caliente, lleva varias ligeras. 
  • Lleva paraguas o ropa impermeable (el clima es impredecible). 
  • Lee y respeta las normas del parque. 
  • Gel desinfectante y tollas húmedas (a veces no hay agua en los baños). 
¡Feliz Viaje! Andreína 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!