25 mayo, 2012

Viaje sin crías: A Cabimas (II)

y me fui a Cabimas


En Cabimas:¿que conseguí? las mismas sonrisas y los mismos sabores que definitivamente me hacen regresar.
“Las arepitas cabimeras”: literalmente "un cerrito de calorías" Pero tienen todo lo que un cocinero quiere en un plato: altura y diferentes sabores y texturas que no aburran al comensal :)

“Las amigas de siempre”: anécdotas sin cronología o tapujo que fluyen según permita el tiempo. 

“La familia”: que se quiere más allá de todo y de nada.

Y a pesar de todo, muchos otros rostros que esta vez no vi. Pero que van y vienen en mis recuerdos contándome como fue mi vida en Cabimas.

Mientras tanto, En caracas: vivieron un poco de todo lo que viven en el día a día con Andreína mamá pero descubriendo en el momento el ¿como? y ¿por que?.

Andreína

P.D.: Creo que son importantes estas pequeñas separaciones que nos permitirán (espero!) a las crías y a su madre aprender a manejar las separaciones que seguro vendrán en el futuro.

2 comentarios:

  1. unos días fabulosos, intensos, cortos, y llenos de muchas experiencia, sobre todo la de separarnos de las criaturas, y realmente podemos decir....prueba superada.... tanto para nosotras como para ellos... gracias por seguir siempre a nuestro lado, te quiero un monton y mas.
    aaaaaaahhhhh sin contar con lo que mas hice yo...... comer....vaya por dios, todas las fotos que tengo son comiendo.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, gracias a ustedes por dejarme estar a su lado ¡Los AMO a todos!

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!